Los monitores nativos son uno de los fuertes de Grupos Organizados.

Todo nuestro equipo de monitores de grupo, es decir, el equipo de monitores que está con los grupos de alumnos durante todo su programa semanal de lunes a viernes, mañana y tarde son únicamente angloparlantes, o mejor aún, no hablan castellano.

El equipo de monitores al completo ha sido elegido mediante una exhaustiva selección por parte del equipo directivo de Grupos Organizados.

Cuando llega un grupo a cualquiera de nuestros centros, se le asigna unos monitores de grupo, siempre teniendo en cuenta la ratio que nunca supera los números de 1-10. Así, si llega un grupo de Zaragoza de 47 niños y niñas de 2º de la ESO, tendrán un grupo de 5 monitores esperándoles con su uniforme y preparados para estar con ellos hasta que se marchen y que su única misión es conseguir que esos niños y niñas disfruten al máximo de su estancia con todo lo que eso significa.

NUESTROS MONITORESDe esta manera conseguimos que ese grupo de niños y niñas establezcan ese “bond”, ese “vínculo humano” con su grupo de monitores ya que estarán con ellos durante todo el programa. Solo así conseguiremos esa cariño que los alumnos crean hace sus monitores i viceversa.

El trato humano de los monitores es uno de los aspectos más trabajados durante su entrenamiento con Grupos Organizados anterior a que lleguen los grupos escolares. Grupos Organizados sabe perfectamente que si el monitor no consigue crear con su grupo ese mágico vínculo nada será posible, y el inglés no fluirá con total naturalidad entre monitores i alumnos, que es la finalidad de toda la estancia.

El inglés en todas sus vertientes está remarcado durante el entrenamiento de los monitores como la base de todo su trabajo. Ellos lo conocen a la perfección pero nosotros les enseñamos a enseñarlo: hablar lento, ser expresivo, lenguaje corporal, saber ponerse al nivel de los alumnos y muchos aspectos más de la didáctica de la lengua inglesa.

Con todo esto podemos decir y asegurar que Grupos Organizados pone el equipo de monitores nativos en el centro de su interés y preocupación temporada tras temporada para que así la calidad del servicio tanto para lo que se refiere al trato humano como para la práctica del inglés por parte de todos los niños y niñas que vienen sea exquisito.